Cayetano Llobet | Periodista y columnista de los diarios del Grupo Líder: «Todos tienen derecho a morir con dignidad»

Lun, jun 20, 2011

Noticias, Reglamentaciones, Salud

Es uno de los comunicadores y analistas políticos más reconocidos del país. Sufre una grave enfermedad que lo ha llevado a apoyarse en su esposa y sus hijos. Defiende la eutanasia como una alternativa humana para quienes enfrentan el dolor en el último momento de la vida

Carlos Morales Peña


Desde hace dos años libra una lucha cuerpo a cuerpo contra el cáncer. “Se la estoy haciendo difícil a esta señora llamada muerte por la que todos vamos a pasar”, señala con admirable entereza. Y destaca que su esposa y sus hijos son los pilares de la fortaleza que le permite enfrentar la enfermedad con valentía.
Cuando se preparaba a dar las últimas puntadas a su columna dominical, Cayetano habló con EL DEBER sobre la eutanasia, como forma de aliviar el dolor y brindar una muerte digna para los pacientes terminales.
– Un documental de la BBC ha puesto nuevamente a la eutanasia en el centro del debate mundial. ¿Cuál es su posición al respecto?
– Tanto en relación a la vida como a la muerte, hay un concepto inmanente, que es el de dignidad. La gente tiene derecho a vivir y a morir dignamente. Este es el principio filosófico del que yo parto. Así como nos quejamos cuando vemos gente que vive mal porque sus viviendas son pésimas, así también tenemos derecho a vivir y a morir dignamente, no podemos quedarnos con que está muriendo lamentablemente. Un concepto consustancial a este es el de la libertad, no hay ejercicio de dignidad sin libertad. Entonces, una persona que tiene un porvenir inmediato y una perspectiva mala, de decadencia y de deterioro progresivo de su cuerpo, donde no va a poder caminar, no va a poder razonar, tiene que tener la libertad para que le concedan una muerte digna. Si, además, esta muerte puede estar asistida por personas que saben para que esta muerte tenga un desenlace rápido, no doloroso, plenamente consciente, entonces, por supuesto, que estoy de acuerdo. Yo sé que aquí intervienen otros elementos como los religiosos. Pero, como se trata de temas, además, muy subjetivos, deben ser tratados con el mayor respeto. Yo tengo un gran respeto por las otras opiniones.
Cuando yo digo que la eutanasia es legítima, que la opción por el suicidio asistido es legítima, estoy expresando un punto de vista personal, estoy hablando de una opción que tiene una persona, no estoy diciendo que todos deban hacer lo mismo.
– ¿El país debería avanzar en un debate abierto sobre este tema?
– El país debería avanzar en muchos debates. Estamos viviendo lo que ha pasado siempre en la humanidad. Hay muchos temas que han sido tabú. Siempre estoy hablando de opciones de libertad. Cuando se habla de opciones de libertad, la gente no tendría que tener miedo a la discusión, a enfrentar los temas. Hace mucho tiempo que la humanidad ha ido dejando los temas tabú. La vuelta al feudalismo no nos conduce a nada. El Renacimiento es eso, la ausencia del temor a considerar todos los temas. No hay que tener miedo al conocimiento ni al debate de todos los temas que son parte de la humanidad. No vale la pena actuar con barreras mentales, físicas o sociales, que después están acompañadas de barreras políticas y conservadoras, no hay que tener miedo a las preguntas ni a los debates.
– ¿La difusión masiva de la eutanasia, como lo hizo la BBC, no puede incitar al suicidio?
– Es parte consustancial a esta discusión. Hay dos interpretaciones posibles. Unos ven en esas imágenes una incitación al suicidio y esta posición puede ir hasta puntos de exageración. Hay gente que llegó a decir que no construyeran los puentes trillizos en La Paz porque podía llevar a incitar a otros al suicidio. Por esa vía se puede ir hasta los mayores extremos. Otros, como yo, han visto en esa escena otra cosa. La verdad, impresiona por la dignidad y el respeto que implica al ser humano. Allí no veo ninguna incitación a nada, sino al respeto profundo con el ser humano. Entonces, aquí, depende de cómo se ven esas imágenes. La escena es muy fuerte, porque además incluye la pregunta y la ratificación sobre la decisión: “¿Estás seguro de que quieres morir?”, le pregunta el asistente. Y la respuesta es clara: “Sí, quiero morir”. Entonces, viene la entrega del instrumento. A mí me emocionó, porque veo allí la exaltación máxima del ser humano.
– ¿Se ha planteado que esta posibilidad pueda llegar en algún momento?
– Todavía no me he puesto en esa situación. Una de las cosas que a mí me está ayudando enormemente es la no especulación sobre qué voy a hacer en un determinado momento. Una de las cosas que nos está ayudando mucho, a mí y a mi familia, es no especular sobre los momentos que pueden darse, sino ir actuando de acuerdo a cómo se van dando estos hechos. Y enfrentar esos momentos en la medida en que van llegando, con la mayor entereza posible. Esa ha sido nuestra actitud, evitar colocarnos en hipótesis. Es por eso que estoy logrando un clima de salud mental compartido absolutamente con mi familia que me permite vivir el minuto que estoy conversando con usted con la misma tranquilidad con la que voy a vivir ahora para preparar mi columna para enviarla a EL DEBER. Mi mayor preocupación ahora es la columna que tengo que mandar mañana al periódico. Estoy viviendo en plenitud cada 60 segundos de cada minuto.

http://www.eldeber.com.bo/2011/2011-06-19/vernotainternacional.php?id=110618184716

, , , ,

This post was written by:

- who has written 255 posts on Nat-n-Bio.


Contact the author