El Titanic Oculto

Lun, abr 16, 2012

Eventos, Noticias, Tecnología

El 15 de abril de 1912, a la 2:20 a.m., el “insumergible” RMS Titanic desapareció bajo las olas arrastrando consigo 1500 almas. A un siglo del desastre,nuevas tecnologías revelan imágenes más completas—e íntimas del célebre naufragio.

La claraboya de abajo es uno de los más de 5000 objetos rescatados del fondo del mar en las inmediaciones del naufragio del Titanic.

Cerca de cuatro kilómetros bajo la superficie, la espectral proa del Titanic emerge de la oscuridad durante una inmersión del explorador y cineasta James Cameron, en 2001. El barco tal vez habría sobrevivido a una colisión frontal con un iceberg, pero el choque de refilón por estribor destruyó buena parte de sus compartimientos herméticos.

Es posible que este reloj de bolsillo para caballero, con caja de plata, fuera ajustado a la hora de Nueva York anticipando el arribo a puerto seguro.

Sombrero de pelo de conejo enfurtida, posiblemente de propiedad de un hombre de negocios. El bombín identificaba a la clase profesional en una época en que el atuendo definía al hombre.

Primeras vistas completas del legendario naufragio

Los mosaicos ópticos consisten, cada cual, de 1500 im{agenes de alta resolución rectificadas con datos de sonar.

Como muestra el perfil de estribor, el Titanic se dobló al clavarse de punta en el lecho marino, enterrando en el fango el casco de proa y ocultando, tal vez para siempre, las heridas mortales que le causó el iceberg.

La contundida popa del Titanic atestigua el extraordinario traumatismo que sufrió mientras se desplomaba girando en espiral hasta el fondo. Descifrar este acertijo metálico es un desafío interminable para los expertos. Uno de ellos dijo: “Hay que ser admirador de Picasso para interpretar algo semejante”.

Una bolsita de piel contenía esta sortija de platino engastada con brillantes. Las mujeres solían lucir joyas como esta para ocasiones formales a bordo.

Uno de los motores de cuatro pisos de altura del Titanic quedó expuesto en la enorme sección transversal de popa.

Un ancla de 15 toneladas pende a babor del barco. La de estribor fue botada durante las escalas de Cherburgo, Francia, y Queenstown, Irlanda, pero esta jamás se utilizó.

Cubierta de paseo

Las luces del sumergible penetran las ruinas de la cubierta de paseo de primera clase, antaño tan atractiva como la del Olympic. Las ventanas fueron abiertas antes de irse a pique quizá para cargar los botes salvavidas. El millonario John Jacob Astor IV depositó a su esposa de 18 años en el bote número 4; la ayudó a pasar por una ventana de la cubierta de paseo al otro lado del barco. Él murió a bordo.

Estación de botes salvavidas

Un pescante yace en la cubierta situada sobre el paseo. Hacía falta dos pequeñas grúas similares, una de cada lado, para bajar al agua un bote salvavidas. Este sirvió para lanzar el bote plegadizo C, donde J. Bruce Ismay—presidente de la compañía propietaria del Titanic—ocupó un sitio y alcanzó puerto seguro.

Un polipasto conecta los pescantes del Olympic con dos de sus embarcaciones salvavidas.

El baño turco

Mosaicos de cerámica enmarcados en teca lustrosa lanzan destellos en el spa de primera clase. “Por primera vez podemos apreciar lo mismo que los pasajeros en 1012”, comenta Ken Marschall, quien hilvanó numerosas imágenes de video para crear vistas de los interiores del naufragio.

La misma instalación en el Olympic revela el esplendor arabeso que inspiró el nombre del spa de ambos navíos.

Navegación lujosa

Un reloj dorado descansa sobre la chimenea de la elegante suite de los Straus, similar a la del Olympic. Isidor straus y su esposa, Ida, murieron juntas cuando ella se negó a abordar una embarcación salvavidas sin su marido. Al recatar su cadáver, el señor Straus vestía un abrigo forrado de pieles, traje gris, botas marrón y calcetines de seda negra.

Numerosos fotógrafos abordaron una embarcación cercana para registrar el momento en que el remolcador conducía el Titanic fuera del puerto de Southampton. Cinco días más tarde, aquel símbolo de una edad dorada yacía en el fondo del Atlántico Norte.

La muerte del Titanic

,

This post was written by:

- who has written 272 posts on Nat-n-Bio.


Contact the author